Formatos comunes de archivos de audio

Cuando está escuchando música, seleccionando una banda sonora para su película casera o grabando un programa de radio, hay una enorme variedad de formatos de archivos de audio entre los cuales elegir. Para algunas personas podría parecer obvia la elección de usar un formato en particular, pero no hay una única respuesta correcta. Todo depende del espacio que tenga en su disco duro y si el software de audio es compatible con el archivo. A continuación hemos detallado las diferencias entre los formatos populares, lo cual incluye sus ventajas y desventajas. 


¿Busca música de alta calidad para su producción?
Shutterstock ofrece pistas de alta calidad a un precio simple y claro.
Comience a explorar ahora.


Formatos de archivos lossy (con pérdida)
Aunque estos archivos comprimidos tienen una calidad de sonido inferior, ocupan mucho menos espacio y son compatibles con la mayoría de los reproductores de audio. La comprensión lossy (con pérdida), que utiliza el software de transmisión como Pandora y Spotify, logra su tamaño pequeño porque descarta trozos de datos del archivo original, mientras que mantiene su sonido aproximado. 

MP3: el MP3, que es por lejos el formato de audio más popular, se tornó infame durante el apogeo de Napster. Los MP3 se pueden crear con una variedad de velocidades de transmisión de datos, pero la mayoría son de 128, 192 o 320 kbps. Amazon y muchas otras tiendas de medios aún usan MP3 como su formato estándar y para el oyente de música promedio, la calidad es más que suficientemente buena. 

AAC: la versión de Apple del MP3 se llama AAC (o Advanced Audio Coding) y es el formato principal que venden en la Music Store. El AAC, que está pensado para ser una versión mejor del MP3, por lo general es un formato de mayor calidad, con una velocidad de transmisión de datos usual que ronda los 256 kbps. YouTube también utiliza la conversión a AAC para el audio que los usuarios suben a sus servidores. 

WMA: por último, Windows Media Audio es el formato propio de Microsoft, y aunque no hay tantos programas que sean compatibles con él como con el MP3, aún es útil. 

Formatos de archivos lossless (sin pérdida)
A diferencia de la comprensión lossy (con pérdida), los archivos lossless (sin pérdida) retienen todos los datos del audio original, así que por lo general suenan mucho mejor. No obstante, este enfoque solo genera tamaños de archivos mucho mayores, así que podrían no ser realistas para el reproductor de audio o teléfono inteligente promedio. 

FLAC: FLAC, que significa Free Lossless Audio Codec, es el formato lossless (sin pérdida) más común. Aunque iTunes no es compatible con este, hay muchos programas que sí lo son, y el sonido es mucho más impresionante que el del MP3. De hecho, uno obtiene sonido con la calidad de un CD por el 40 o 50 % del tamaño de un archivo no comprimido. También admite metadatos, así que puede agregar información sobre la canción e integrarla al archivo. 

ALAC: esta es la versión del formato FLAC (Apple Lossless Audio Codec) de Apple, la cual es de código abierto y puede extraerse de CD físicos. 

Formatos de archivos no comprimidos
Por último, los archivos no comprimidos son copias exactas del audio original, sin ninguna reducción en el tamaño. Esto hace que sean los formatos más grandes y de mayor calidad disponibles. Es probable que no tenga sentido transferir archivos no comprimidos a su reproductor de MP3, pero para archivar audio o hacer de DJ en un gran sistema de sonido, son la mejor opción digital.    

WAV: a pesar de su tamaño, el formato de archivo Waveform Audio es extremadamente popular. El formato, que fue diseñado por Microsoft e IBM en 1991, conserva el audio con la calidad de CD y se puede reproducir en la mayoría de las opciones de software. Sin embargo, a diferencia de otros formatos de archivos de audio, el WAV no ofrece una compatibilidad completa con los metadatos. Esto implica que probablemente deberá ingresar información relacionada con la canción en el nombre del archivo en sí. 

AIFF: como Apple no es compatible con FLAC, los usuarios de iTunes que desean audio no comprimido compran música en AIFF (Audio Interchange File Format) en su lugar. Este es el formato propio de Apple y tienen una calidad comparable con WAV y FLAC.  

  • ¿Le fue de utilidad este artículo?

¿No encuentra lo que está buscando?