Consejos para usar videos de archivo

Los videos de archivo pueden ser increíblemente útiles para producir clips de video y realizar producciones más largas. Hollywood los usa, los directores de cine independientes los usan, las estrellas en crecimiento de YouTube también los usan, así que no piense que reutilizar los videos de archivo lo hace un artista perezoso. De hecho, existen modos sumamente creativos de utilizar videos de archivo, ya sea para fines históricos, parodias, homenajes o para lograr algún tipo de efecto que no puede pagar de otro modo. A continuación, le brindamos algunos consejos de sentido común para usar estos videos útiles en su próximo trabajo visual.


¿Necesita el video perfecto para su producción de video?
¡Shutterstock tiene millones! Explore nuestra colección.


Busque videos creíbles
En primer lugar, debe buscar videos que se vean realistas para que no distraigan la atención del resto de su proyecto. Los videos de archivo pueden ser extremadamente variados, desde videos que se ven forzados y mal preparados, hasta videos dignos de aparecer en un episodio de Planeta Tierra. 

Cuando seleccione un video, tenga en cuenta los asuntos, las elecciones de vestuario, las ubicaciones y la dirección artística más general para asegurarse de que se vea creíble en el mundo visual de su película. Por ejemplo, si está creando una narración fantástica, los videos de archivo no deben verse mundanos ni deben tener colores monótonos. Cada proyecto es diferente, por lo que el director debe usar su mejor criterio.

Busque una calidad y una resolución similares
Asimismo, la calidad de su video de archivo no debe ser muy diferente a la de sus videos originales, excepto que sea necesario para un efecto visual específico (es decir, la reproducción de una cinta VHS en un televisor o un video de un sistema de seguridad). Antes de buscar videos de archivo, identifique cuál es la resolución de su proyecto de video (es decir, 1080p). Hable acerca de esto con su editor y su cinematógrafo. Luego, busque un video que coincida lo más posible con su resolución.  

Si es posible, mencione al creador
Aunque es posible que haya comprado una licencia libre de regalías para usar un video las veces que quiera, es cortés citar al creador original de algún modo. También es más seguro, ya que su licencia puede tener una norma de atribución que quizás pasó por alto. Lo único que se necesita es un renglón en la sección de "Agradecimientos especiales" de los créditos finales. Allí, puede mencionar a la empresa o al colaborador que creó el video de archivo.  

No se exceda
Del mismo modo, una licencia libre de regalías le da derecho a usar un video de archivo reiteradamente en su película, pero esto no significa que deba hacerlo. Su objetivo final debería ser crear el mejor video posible, y eso quiere decir que no puede faltarle el respeto a su audiencia reciclando exactamente el mismo video. Sin embargo, determinadas situaciones (es decir, un documental o un segmento de noticias) pueden requerir que complete el tiempo de voz en off. Si inevitablemente debe reutilizar un video, una buena idea es modificarlo con un filtro sutil o colocarlo en una velocidad diferente; siéntase libre de experimentar.    

Conozca las normas de la licencia
Por último, cumpla con sus obligaciones y lea la letra chica antes de usar cualquier video de archivo. Cada contrato de licencia es diferente, así que tómese un tiempo para comprender sus derechos. Es mejor conocer cualquier cláusula extraña del contrato antes de usar el video, ya que puede surgir una situación que le impida usar un video específico. Quizás la empresa creadora del video de archivo considera que el asunto no es apropiado o quizás tiene determinadas normas acerca del uso de sus videos a nivel internacional. Haga su tarea primero y ahórrese un dolor de cabeza después.

  • ¿Le fue de utilidad este artículo?

¿No encuentra lo que está buscando?