Cómo usar fotografías de archivo para portadas de libros

En algunos casos, usar fotografías de archivo para portadas de libros puede ser problemático. Aunque es bastante más económico que contratar a un artista independiente para que diseñe una portada original, existen desventajas evidentes, así que evitémoslas. En primer lugar, cualquiera puede obtener la licencia de la misma fotografía de archivo para sus propios fines, por lo que su elección puede aparecer en otro libro o en una campaña para una industria totalmente diferente. Además, la imagen se puede usar para promocionar un producto con el que preferiría que no se lo relacione. 

Habiendo dicho todo esto, las fotografías de archivo son definitivamente el modo más rentable para ilustrar su libro. A continuación, proporcionamos algunos consejos de sentido común a la hora de elegir una portada para su obra de arte.  

Comprenda el contrato de licencia

Antes de comprar una imagen de archivo particular, asegúrese de leer la letra chica de la licencia. Algunos servicios de fotografías de archivo se reservan el derecho a revocar su licencia en cualquier momento en caso de que deban eliminar el contenido de su archivo o si tienen una disputa con el fotógrafo. Si esto ocurre, se verá forzado a dejar de vender todo libro con la portada que contiene la imagen de archivo y deberá reemplazar la portada con una imagen alternativa. 

En Shutterstock, dividimos las licencias en dos grupos: imagen estándar e imagen mejorada. La de imagen estándar le permite imprimir hasta 500 000 copias de un libro, mientras que la de imagen mejorada le permite imprimir la cantidad de copias que desee. Mientras siga nuestras pautas básicas de comportamiento adecuado para utilizar fotografías de archivo para portadas de libros, estas licencias no se revocarán. 

Tenga en cuenta la audiencia objetivo

A continuación, debe seleccionar una fotografía de archivo que no sea un cliché y que al mismo tiempo resulte atractiva para su mercado objetivo. Por ejemplo, si está escribiendo una novela sobre una distopía, es mejor seleccionar una foto que transporte a un mundo futurista en lugar de elegir una imagen genérica de robots. Mientras más insulsa sea la fotografía, más posibilidades habrá de que la usen en una docena de otras portadas de libros. 

Personalice la fotografía

Incluso las grandes editoriales como Penguin utilizan fotografías de archivo para portadas de libros, pero, para diferenciar sus productos, modifican la imagen con nuevos gráficos, texto atractivo y otros efectos visuales. Al igual que estas editoriales, si encuentra una fotografía que es ideal para su historia y para su audiencia objetivo, personalícela. 

Por ejemplo, si va a lanzar una novela sobre muertos vivos, puede seleccionar la foto de una multitud, cambiar el color de la piel de las personas a verde y marrón y dibujar algunos charcos de sangre en primer plano. Elija una fuente espeluznante para su título, agregue destellos o un efecto de desenfoque sutil y tendrá una portada personalizada que se destacará.


¿Necesita imágenes para su proyecto? ¡La impresionante colección de Shutterstock de más de 70 millones de imágenes puede ayudarlo!Vea lo que nuestra biblioteca tiene para ofrecer.


  • ¿Le fue de utilidad este artículo?

¿No encuentra lo que está buscando?